9 ago. 2017

DISCURSO TRANSCRIPTO DE LA ENTREGA DE LOS 65 PREMIOS CONDOR


Un año muy particular para la Argentina, un año muy particular también para el cine: parece que las cosas, de pronto, están un poco más tranquilas, y eso es bueno. No creo en la existencia de la palabra grieta en la Argentina, y mucho menos en el mundo del cine. No existe, Olvidemoslá. Tratemos de borrala de nuestras cabezas porque eso nos va a ayudar a seguir construyendo lo que es el cine argentino

Por un lado eso, por otro lado hoy es el día de San Cayetano, el día del patrono de los trabajadores, y quería recordar en este caso a algien que puedo considerar un amigo, que está todos los días en la Estación Gardel, donde estaba el Mercado de Abasto, pidiendo limosna en ese lugar. Santiago Pinetta, es un periodista que denunció corrupción y por eso fue condenado a un vida básicamente miserable. Santiago Pinetta, en los años 60, en uno de los Festivales de Mar del Plata, probablemente haya sido el único periodista argentino que entrevistó a Emmanuele Riva, la actriz de “Hiroshima Mon Amour”. Para él, que está todos los días allí viviendo de la caridad ajena, les pido por favor un aplauso.

Sin que se malinterprete de cualquier lado de la política argentina, que es bastante diversa y variopinta, querría hablar de la situación de los que somos periodistas, y los que lo somos puntualmente cronistas de cine o críticos de cine.
Hablaba días atrás con con un colega, que muy dificilmente, de acá al futuro, un chico como nosotros cuando éramos chicos, podría escribir sus primeras críticas de cine en un cuaderno, sus primeros apuntes de cine, y pueda en el futuro vivir de esta profesión. No es nuevo, hace rato que está ocurriendo. El tema es qué futuro queremos tener respecto a nuestra gente que escribe de cine, y esa es una tarea importante en la que todos estamos comprometidos, porque es un ida y vuelta, porque nosotros devolvemos a la gente que hace cine, todos los años, con este premio, o al menos intentamos, devolverle algo de eso que a veces les duele o a veces los regocija. Estamos en un lugar bastante complicado, pero a fin de cuentas todos estamos tratando de que el cine principalmente el argentino crezca.

También es cuestión de ver en qué situación estamos en la Argentina, en este momento, o sea, una situación dificil de analizar. Quizás la perspectiva en algún tiempo, quizas en algunos meses o quizás el año próximo, podamos interpretar mejor que es lo que ha pasado en el último año, es decir entre octubre del año pasado, cuando hicimos la entrega anterior y esta que debió haberse hecho en junio pero que, motivos nunca faltan, tuvimos que finalmente postergarla hasta estos días.

Según el Instituto de Cine, un informe que me acaban de pasar, en el año ya se asignaron... yo lo traduje a dólares para que se vea -respecto a la industria internacional- cómo se maneja este tema… En la Argentina se han otorgado más de 10 millones de dólares en créditos, y hay otros firmados por otros 8. Las opiniones al respecto las tienen que dar ustedes. Yo no las voy a dar yo. Hay un total de unas 100 películas, entre créditos otorgados o a punto de culminar esa gestión. A lo largo de este año se estrenaron más de 80 largometrajes, es decir estamos en una cifra bastante parecida a la del año pasado, quizás la disminución sea mínima. Eso habla a las claras de que se sigue en actividad, de que hay una incercia que no se detiene. Por otro lado tras los sorpresivos cambios que hubo en el Incaa, ese es tema de otro lugar, de otros ámbitos de discusión, tenemos a un nuevo vicepresidente que es Fernando Juan Lima. Viene de la crítica, pero especificamente del ámbito jurídico pero también es crítico de cine, y eso también es importante porque, hace ya muchos años... yo casi no tengo memoria y recién me recordaban que el último crítico que tuvo un rol de esa importancia en el Incaa fue nuestro queridísimo socio Salvador Sammaritano (aplausos). Es un hecho auspicioso porque esto nos enorgullece, que un crítico de cine llegue a ese rol. En los aspectos jurídicos, bueno, yo no me meto porque no soy abogado ni nada parecido… Pero bueno, le deseamos la mejor de las suertes, y que pueda materializar aquello que seguramente ya esta pensando para el futuro.

Por otro lado también estamos muy contentos de que la DAC restaure películas y que la semana que viene se puedan mostrar en la tan postergada reinauguración de la Sala Leopoldo Lugones que hoy mismo vamos aquí vamos a conmemorar su 50 aniversario de esas funciones a las que todos los que más o menos los que tenemos la misma edad, íbamos cuando éramos chicos, y fue nuestra escuela de cine, no hay duda de que así lo fue, y el hecho de que haya estado algun tiempo detenida en una situación complicada no hace que en un futuro próximo, inmediato, esto cambie, vuelva a tener la misma dinámica y vuelvan a pasar allí estos chicos y jóvenes que en el futuro ejercerán la crítica, no sabemos si en medios convencionales como los que conocemos, en papel, lo digital o de la forma que fuese, porque el mundo cambia y cambia permanentemente.

También queríamos anunciar que nuestra entidad, y en virtud de todos estos cambios que se están produciendo, va a donar próximamente, en cuanto la Cinain, la Cinemateca Nacional tenga una sede permanente, un lugar físico en donde funcionar, un proyector de 35 mm. que, evidentemente, tiene además la carga de la historia. Por la Asociación han pasado muchísimos de los críticos, desde el año 1959 cuando fue inaugurada, hasta recientemente cuando practicamente se dejo de usar el fílmico. Han pasado numerosos críticos famosos, ha pasado el Cine Club Nucleo, que manejaba precisamente Salvador Sammaritano y también han habido cursos, mucha actividad que forma parte de la historia. Por ejemplo allí se dió “Amalia”, con los integrantes del elenco o técnicos sobrevivientes, que fue una de las primera películas del cine argentino.

Este año fue un año difícil para resolver el tema premios, de eso no caben dudas, y vuelvo a reiterar lo que ya dije en una entrega anterior, que todos los nominados merecerían igualmente ganar el premio. No es descabellado pensar que al azar, tomando cualquiera de las películas o cualquiera de los nominados estaríamos acertando en la elección, y eso no es poco, porque hay películas muy diferentes: de 1 millón de espectadores, de 700 mil, de 100 mil, o quizás menos, pero son todas películas que de alguna manera están reflejando esa imagen que nosotros queremos dar de nosotros mismos. El cine es un espejo de nosotros mismos, en tanto y en cuanto este cine nos refleje vamos a sentirnos identificados, y esas películas van a mostrarnos a todo el mundo.

Quiero agradecer a toda la gente que apoyó esta entrega de premios, al Sistema Nacional de Medios, a través de Jorge Sigal y también de Hernán Lombardi, quiero agradecer al CCK y a Karina Befart que también estuvo a cargo de todo este movimiento aquí adentro, a Mozzi, que es el que conduce todo esta historia, quiero también agradecer también a las autoridades del INCAA que siempre han sido firmes defensores de nuestras entregas de premios y este año han vuelto a hacerlo. En este caso en particular quería hacerlo a Ralph Haiek, su presidente, al gerente general, Juan García Aramburu, y a toda la gente nueva que se está incorporando al INCAA ahora, como Mercedes Funes, también a Pablo Bolado, que también colaboraron muchísimo, en toda esta cuestión de papeles que hay que hacer para que esto puedan llegar a la práctica, lo solucionaron y aquí estamos hoy. Y también quería agradecer al Ministerio de Cultura, que es el cual a través del que el INCAA está haciendo todo esto, en el caso particular a Pablo Avelluto y Enrique Avogadro.

Creo que dicho esto, solo nos queda esperar ver los premios. Insisto con esto, el cine no tiene grietas, no tenemos porqué reaccionar de manera alguna con las cosas que ocurren, porque todo va a volver a la normalidad, y todo está volviendo a la normalidad de a poco, es cuestion de que nosotros seamos concientes: no hay ninguna lucha que se pierde, solo la que se abandona.


Eso es lo que quería decirles, les agradezco mucho por haber llenado toda esta platea, que es importantísimo para nosotros. Gracias, y hasta el año que viene.

LOS 65° PREMIOS CÓNDOR DE PLATA AL CINE NACIONAL

La Asociación de Cronistas Cinematográficos de la Argentina realizó anoche en el Centro Cultural Kirchner la 65 entrega de los Premios Cóndor de Plata que reconoció a las mejores películas argentinas estrenadas en la temporada 2016. La luz incidente y Gilda, no me arrepiento de este amor fueron las principales ganadoras con 7 estatuillas cada una.
La luz incidente, de Ariel Rotter, se coronó como mejor película, mientras que Gilda, no me arrepiento de este amor, se quedó con el Cóndor de Plata a la mejor dirección para Lorena Muñoz.
Óscar Martínez se llevó el galardón a la mejor actuación masculina por su papel en El ciudadano ilustre, mientras que el rubro femenino fue compartido por Érica Rivas y Natalia Oreiro por sus trabajos en La luz incidente y Gilda, no me arrepiento de este amor, respectivamente.
Lautaro Delgado ganó su segundo Cóndor consecutivo como actor de reparto, esta vez por su rol en Gilda, no me arrepiento de este amor. Por su parte, Susana Pampín obtuvo el correspondiente a la actuación de reparto femenina por La luz incidente, película que también ganó por su guion original a cargo de Ariel Rotter.
La larga noche de Francisco Sanctis se llevó el Cóndor de Plata al mejor guion adaptado a cargo de Francisco Márquez y Andrea Testa, mientras que El invierno, de Emiliano Torres se consagró como Ópera Prima y Favio, crónica de un director, de Alejandro Venturini se impuso en el rubro documental.
Finalmente en el rubro Mejor audiovisual para plataformas digitales el galardón se lo llevó Nafta Súper, del director Nicanor Loreti y Error 404, de Mariana Wainstein, ganó en el rubro cortometraje.
En este nuevo encuentro con el cine nacional hubo, como ya es costumbre, reconocimientos, esta vez a la Cinemateca Argentina por los 50 años de la Sala Lugones, del Teatro San Martín, en manos de Marcela Cassinelli, titular de la Fundación Cinemateca Argentina, y su programador, el crítico Luciano Monteagudo. Asimismo, se hicieron homenajes a las trayectorias de grandes figuras delante y detrás de la pantalla: Miguel Ángel Solá, Ana María Picchio, la productora y directora Lita Stantic y al periodista Guillermo Álamo.
El evento, que fue conducido por Gabriela Rádice, entregó 21 premios Cóndor de Plata a la producción local, así como dos estatuillas dedicadas a la producción extranjera estrenada en 2016, uno a la mejor película iberoamericana (El abrazo de la serpiente, de Ciro Guerra), y el otro para las del resto de los países (Carol, de Todd Haynes).
La Asociación de Cronistas Cinematográficos de Argentina fue fundada en 1942 y desde entonces desarrolló una actividad constante en la difusión y fortalecimiento del cine nacional, ya que desde el mismo año de su fundación entrega los Premios Cóndor de Plata, el galardón con mayor continuidad dentro del cine argentino.
En la primera ceremonia de premiación resultó distinguida como Mejor Película La guerra gaucha, de Lucas Demare.

Ganadores Cóndor de Plata 2017

Mejor Película: La luz incidente de Ariel Rotter

Mejor Dirección: Lorena Muñoz por Gilda, no me arrepiento de este amor

Mejor actriz:  (Ex aequo) Natalia Oreiro por Gilda, no me arrepiento de este amor y Érica Rivas por La luz incidente

Mejor actor: Oscar Martínez por El ciudadano ilustre

Mejor actriz de reparto: Susana Pampín por La luz incidente

Mejor actor de reparto: Lautaro Delgado por Gilda, no me arrepiento de este amor

Mejor guion original: Ariel Rotter por La luz incidente

Mejor guion adaptado: Francisco Márquez y Andrea Testa por La larga noche de Francisco Sanctis sobre la novela homónima de Humberto Costantini

Mejor ópera prima: El invierno, de Emiliano Torres

Mejor documental: Favio, crónica de un director, de Alejandro Venturini

Mejor audiovisual para plataformas digitales: Nafta Súper, de Nicanor Loreti

Revelación Femenina: Rosario Shanly por Juana a los 12

Revelación masculina: Valentín Greco por Hijos nuestros

Mejor Fotografía: Guillermo Nieto por La luz incidente

Mejor Montaje: Alejandro Brodersohn  y Ernesto Felder  por Gilda, no me arrepiento de este amor

Mejor Sonido: Leandro de Loredo por Gilda, no me arrepiento de este amor

Mejor diseño de arte: Alí Chen por La luz incidente

Mejor diseño de vestuario: Julio Suárez por Gilda, no me arrepiento de este amor y Los inocentes

Mejor banda de sonido original: Mariano Loiácono por La luz incidente

Mejor maquillaje y caracterización: Alberto Moccia por Gilda, no me arrepiento de este amor

Mejor Cortometraje: Error 404, de Mariana Wainstein

Película Iberoamericana: El abrazo de la serpiente de Ciro Guerra (Colombia/Argentina)

Mejor Película en Lengua Extranjera: Carol, de Todd Haynes