24 may. 2014

"WINTER SLEEP", DEL CINEASTA TURCO NURI BILGE CEYLAN, GANO LA PALMA DE ORO EN CANNES

La coproducción franco-turca "Winter Sleep", del cineasta Nuri Bilge Cyelan, recibió hoy la codiciada Palma de Oro de la 67º edición del Festival de Cannes, que termina esta noche.
En una edición con gran diversidad fílmica y varios nombres importantes entre los títulos seleccionados, el jurado encargado de definir los premios principales de esta edición, con titularidad de la cineasta australiana Jane Campion, premió como mejor película a "Winter Sleep", largo diálogo de un puñado de personajes acerca de la vida, la muerte, el bien y el mal.
Hoy mismo, el diario francés Le Figaro publicó su propio palmarés, y una de las propuestas era instaurar la Palma de Plomo para entregársela precisamente a "Winter Sleep", filme del que Jane Campion sembró elogios en la conferencia de prensa del jurado argumentando su "espíritu chejoviano".
Los premios no solo dejaron afuera al filme argentino "Relatos salvajes" sino al excepcional "Deux jours, une nuit", de los hermanos Jean-Pierre y Luc Dardenne, con eje en una trabajadora que pide solidaridad a sus compañeros a raíz de su seguro despido, y rehúye de aceptar una propuesta poco ética de su empleador.
El resto de los premios fue más que curioso y casi, de alguna forma, bastante objetables, como el Grand Prix para la italiana "Le meraviglie", de Alice Rohrwacher, para Bennet Miller por "Foxcatcher", que en verdad parece convencional y de telefilme, y parece ser el resultado de alguna discusión interna del jurado.
El resto de los premios tienen todos justificación posible, por ejemplo el guión a Andrey Zvyagintsev y Oleg Negin por el filme ruso "Leviathan", que dirigió el primero, una interesante historia acerca de un hombre del que un poderoso quiere librarse y lo consigue con las armas típicas de convertirlo en algo que no es.
O el Premio del Jurado compartido por dos transgresores, por un lado el veterano Jean-Luc Godard autor de "Adieu au langage", metáfora acerca del audiovisual en los tiempos que corren y, por el otro el muy joven canadiense Xavier Dolan, responsable de "Mommy" en la que ensaya nuevas forma de relato y también de lenguaje.
Finalmente quedan los destinados a actuaciones, si bien las hubo buenas y muchas en varios de los filmes, los premios como el recibido por el británico Timothy Spall, por "Mr. Turner", de Mike Leigh, que al recibir el lauro hizo un divertido speech de siete minutos leyendo la pantalla de su teléfono movil.
También fue acertado, aunque discutible, el de Julianne Moore por su papel de actriz en caída de "Maps to the Stars", de David Cronenberg, frente a la fuerza social del personaje de Marion Cotillard en el filme de los Dardenne, que recisamente abordaba la importancia del "otro" en medio de la crisis europea actual.
Los enviados del diario Le Figaro había asegurado en su edición de hoy que el largometraje de Szifrón "marca el regreso de la comedia en sketches, maneja con solidez la ironía mordaz, el humor tan negro como anarquista, la vivacidad de los diálogos, la originalidad de las situaciones, y más que una compilación, es un cruel inventario de los defectos humanos".
Ayer ya se habían conocido los ganadores de la otra sección oficial del festival, Una cierta mirada, que fue a manos de la producción húngara "White God", de Kornél Mundruczó, mientras que los destinados a mejor actor y en este caso elenco fueron a parar al actor aborigen australiano David Gulpìlil por su labor en "Charlie`s Country", de Rolf de Heer, y el elenco de "Party Girl", de Marie Amachoukeli, Claire Burger y Samuel Theis.
"Party Girl", del trío conformado Amachoukeli, Burger y Theis, inspirado en la vida como cabaretera de la madre del último, siguió su periplo de premios al recibir hoy la "Cámara de Oro", para debutantes, que entregaron la actriz Nicole Garcia y el saliente presidente de Cannes Gilles Jacob.
Pero más allá de que las expectativas estaban depositadas en la coproducción argentino estadounidense "Jauja", de Lisandro Alonso, con Viggo Mortensen, Esteban Bigliardi y Ghita Norby, no tuvieron respuesta positiva en el jurado oficial, si las recibió en el de la crítica internacional (Fipresci), que la eligió como la mejor del grupo.

El filme de Alonso, recordado por "La libertad" y "Liverpool", imagina la aventura de un militar danés que llega a la Patagonia junto a su joven hija, su preciado tesoro,en busca de una fortuna como la del mítico lugar del título, en esta versión solo habitado por decadentes soldados de la Conquista del Desierto, y sin imaginar que puede perderlo todo, incluso el sentido de la vida.
El balance global de la 67º edición de Cannes ese positivo en cuanto a lo que puede esperarse del festival considerado como el más importante del mundo, tanto en lo que concierne a la selección, como siempre con momentos altos y algunos no tanto, una gran convocatoria de artistas y cineastas que caminaron la alfombra roja, y una cobertura periodística extraordinaria.
En cuanto a la presencia argentina es la mejor que haya tenido en la historia del festival, con seis películas, dos en competencia oficial, la tercera en una funcion especial y la cuarta en La Quincena de los Realizadores, así como una participación en el Marche du Film con otras dos, donde no solamente brilló el stand del Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (Incaa), sino también el de Cancillería-ExportAr.
Pero no fueron los únicos porque en total ser contabilizaron más de media docena de distribuidores, una realidad que habla de un repunte del interés de compra de obras independientes, un dinámica que había tocado fondo tras la crisis de 2001, y que en esta década ganada por la producción, distribución y exhibición de cine en la Argentina, empieza a rendir frutos.

LOS PREMIOS DEL 67º FESTIVAL DE CANNES, MAYO 2014


En una gran ceremonia realizada en la Sala Lumiere del Palacio de los Festivales de Cannes, el sábado 24 de mayo, se conocieron los premiados correspondiente a la 67º edición del Festival de Cannes que terminó con la proyección de la versión restaurada digital en 4K del western spaghetti "Por un puñado de dólares", presentada por el gran cineasta estadounidense Quentin Tarantino.
Mejor Largometraje: "Winter Sleep", de Nuri Bilge Caylan.
Premio a Mejor Director: Bennett Miller por "Foxcatcher".
Premio del Jurado Ex-Aquo: "Mommy", de Xavier Dolan y "Adieu au langage", de Jean-Luc Godard.
Premio a Guión: Andrey Zvagintsev y Oleg Negin por "Leviathan".
Premio de Interpreteción Femenina: Julianne Moore, por "Map to the Stars", de David Cronenberg.
Premio de Interpretación Masculina: Timothy Spall, por "Mr. Turner", de Mike Leigh.
Palma de Oro Cortometraje: "Leidi", de Simon Mesa Soto.
Mención Especial ex-Aequo: "Aïssa", de Clement Trehin-Lalanne y "Javi Elsker", de Hallvar Witzo.
Cámara de Oro: "Party Girl", de Marie Amachoukeli, Claire Burger y Samuel Theis, presentado en la sección Una cierta mirada.
Gran Premio Cinefondation: "Skunk", de Annie Silverstein
Segundo Premio Cinefondation: "Oh Lucy!", de Atsuko Hirayanagi
Tercer Premio Cinefondation Ex-Aequo: "Lievito Madre", de Fulvio Risuleo y "The Bigger Picture", de Daisy Jacobs.
Premio Vulcain del Artista Técnico: Dick Pope, director de fotografía, por la puesta en luz de las obras pictóricas de William Turner en "Mr. Turner", de Mike Leigh.



Premios de Una cierta mirada
Pelicula: "Feher Isten", de Kornél Mundriczó.
Actor: David Gulpilil por "Charlie's Country", de Rolf de Heer.
Mejor Elenco: "Party Girl", de Marie Amachoukeli, Claire Burger y Samuel Theis.
Premio del Jurado: "Turist", de Robert Ostlund.
Premio Especial del Jurado: "The Salt of the Heart", de Wim Wenders y Juliano Ribeiro Salgado. 

Ayer tambien se entregaron los premios no oficiales de la Federación Internacional de la Prensa Cinematográfica (Fipresci) y el Ecuménico, de la Asociación Católica para la Comunciación (Signis).

Premio Fipresci Oficial: "Winter Sleep", de Nuri Bilge Ceylan.
Premio Fipresci Una cierta mirada: "Jauja", de Lisandro Alonso.
Premio Fipresci Quincena de Realizadores: "Les combattants", de Thomas Calley.
Premio Signis Oficial: "Timbucktu", de Abderrahmane Sissako.
Mención Especial Signis: "The Salt of the Heart", de Wim Wenders y Juliano Ribeiro Salgado
Mención Especial Signis: "Hermosa juventud", de Jaime Rosales.

Premios de la Semana de la Crítica
Gran Premio Nespresso
"The Tribe", de Myroslav Slaboshpytskiy
Premio Revelación France 4
"The Tribe", de Myroslav Slaboshpytskiy
Premio SACD
"Hope", de Boris Lojkine
Premio Descubrimiento Sony CineAlta al cortometraje
"A ciambra", de Jonas Carpignano
Premio Canal+ al cortometraje
"Crocodile", de Gaëlle Denis

16 may. 2014

DIEGO LERMAN LLEGA A LA QUINCENA DE CANNES CON "REFUGIADO", CON JULIETA DIAZ

A cuatro años de "La mirada invisible", el talentoso cineasta argentino Diego Lerman participa en Cannes en La Quincena de los Realizadores con "Refugiado", la historia de un niño y su madre, con Julieta Díaz, que como él y Nicolas Avruj, el director de fotografía, el polaco Wojtec Staron, y los coproductores de Colombia, Francia, Alemania y Polonia están aquí. -A pesar de los reconocimientos y premios, pasaron cuatro años de tu anterior película, porqué? -Es el tiempo que lleva en general armar una película de mediano presupuesto con co.producciones internacionales en Argentina. Ahora para la próxima espero poder hacerlo más rápido, pero nunca es fácil. Siempre con cada nuevo proyecto es arrancar de cero. Sin embargo mientras esperaba solucionar el presupuesto trabajaba en diferentes proyectos, tal vez los más destacables sean una obra de teatro "Qué me has hecho, vida mía", que coescribí y dirijo, con la que estamos por arrancar la tercera temporada, y "La casa", una serie de trece unitarios de ficción que se va a estrenar este año. Fue un gran laboratorio. También con Niicolás Avruj, desde nuestra productora, Campo Cine, produjimos algunas películas de otros directores. -¿Es un proyecto que tenías en carpeta hace mucho tiempo? -Estaba por estrenar "La Mirada Invisible" en 2010, y un mañana llegando a la productora veo que cerca de la puerta había periodistas, policías y rastros de sangre. Cuándo pregunto que pasó me informan que un hombre disfrazado de viejo había disparado contra su ex mujer. La mujer estaba con los hijos de ambos, los estaba por dejar en un colegio que queda justo enfrente. El caso me conmovió muchísimo y seguí durante un tiempo la evolución de la mujer que milagrosamente se salvó. -¿Y cómo siguió el caso? -El Hombre fue preso y luego de un par de años fue condenado a 21 años de cárcel. Fue un caso resonante, entre los muchos de violencia de género que hay en nuestro país. Quedé conmovido por lo sucedido y comencé, casi sin buscarlo, una extensa investigación. La Mujer acribillada la noche previa a ser atacada había sido amenazada por el Hombre y cuándo pidió ayuda le habían dicho que debía protegerse en un "refugio", pero ella no quiso ir. Al otro día, pasó lo que pasó. Yo no sabía de la existencia de estos lugares y con el tiempo conocí varios, inclusive tuve la oportunidad de dialogar con varias mujeres que se esconden allí. -¿En ese momento nació la idea? -Es por todo esto que siento yo no busqué hacer esta película sino que la película me buscó a mi. Justo ese año nació mi hija Renata, lo cual me hizo tener la convicción de que quería abordar ese tema, no sé por qué pero ser padre de una nena fue clave para contar esta historia. Fue un intenso trabajo de guión e investigación que duró tres años. Mi otro hijo, Milo, tiene hoy casi la edad del protagonista y si hay algo que me conmueve enormemente a partir de haber sido padre, es la mirada de pureza de los niños, ese lugar no contaminado por el mundo adulto desde dónde miran la realidad y desde dónde la construyen me resulta absolutamente atractivo. Estaba yo queriendo trabajar en esa mirada, en ese territorio. -¿Cómo reaccionaste ante la noticia de que veías a Cannes? -Estoy muy contento, la Quincena es un lugar muy confortable. La verdad es que dudé mucho antes de mandarla porque terminé de rodar hacer poco y no quería presentar algo en estado de trabajo. Pero finalmente me insistieron bastante a que lo haga y me convencieron diciéndome que varios presentan en ese estado, así que la mandamos a ultimísimo momento y al otro día nomás recibí un correo diciéndome que la querían. Ese entusiasmo, me entusiasmó. Luego se cerraron varios acuerdos que hicieron que la película se cerrara y recibimos un fondo de post producción en Francia. -Terminó siendo una coproducción de varios paises... -Si, con Polonia, Colombia, Francia y Alemania. Dentro de ese esquema estaba pautado que la postproducción de imagen se hiciera toda en Polonia, por lo que Wojtek Staron, director de fotografía estuvo a cargo del proceso, y con Kaspar Kallas, un gran artesano del cine, viene de trabajar con Werner Herzog, porque la imagen que buscábamos era atípica. -Igual que "La mirada invisible" volvés auna historia con pocos personajes? -Al menos por ahora no me interesan, las películas con enormes despliegues. Me gusta estar cerca de los personajes, de las sensaciones y de las emociones que atraviesan. -Si tuvieses que resumi la idea alrededor de la que gira la historia, cómo lo harías? -Básicamente cuenta el viaje de una madre y un hijo forzado a raíz de una situación de violencia mientras buscan un refugio en dónde esconderse. Para mi esuna road movie urbana y doméstica. No es estrictamente de género pero tiene momentos de thriller. -¿Te interesan las mujeres como ejes de historias? -Calculo que sí aunque no es algo consciente. En este caso gira más bien en torno a un niño y una madre, una historia atravesada por la violencia. La violencia explícita está en fuera de campo. Más que la violencia en sí misma lo que se muestra la película es lo que la violencia genera. Es decir los rastros de la violencia, todo eso desde el lugar de un niño que está en formación, en una edad en que son una especie esponjas en camino a ser personas autónomas. -Qué tuviste en cuenta para elegir este tema? -Lo que te contaba sobre cómo surgió el proyecto. Fue un guión que me costó mucho sobre todo la decisión de cómo abordar una temática tan dolorosa y actual. La violencia de género es algo estructural enquistado en nuestra sociedad y que atraviesa todas las clases sociales. El hecho de que la violencia entre miembros de una misma familia no tenga un castigo claro y contundente a través de una sanción moral, cultural y judicial hace que de plantearse una transformación a fondo en este ámbito tal vez se produzca una total puesta en crisis del status quo social actual.mPor momentos tengo la sensación que estamos frente a un verdadero genocidio cotidiano en el que aparecen casos y más casos. -En el filme aparecen víctimas verdaderas... -La Mayoría de las mujeres que aparecen en la película en el refugio, ó inclusive algunas que tienen roles menores, son en su mayoría Mujeres que atravesaron casos de Violencia de Género. -Tenés en cuenta que este año hay una multitud de filmes argentinos en Cannes? -Me pone muy contento la representación que tiene Argentina este año ya que los que vamos somos todos directores que hemos compartido diferentes recorridos pero que prácticamente arrancamos juntos. También ha habido una importante presencia en otros festivales como Berlín, Rotterdam ó inclusive en Sundance y todavía quedan algunas películas muy esperadas para este año de algunos directores que me resultan muy interesantes. -Directores todos de una misma generación... -Creo que está bueno que se reconozca, no solo afuera, sino también en Argentina que hemos seguido haciendo películas frente a muchísimas dificultades con mucho compromiso, dedicación y amor por el cine. Lo bueno también es que ya hay varios directores que arrancamos juntos que hemos filmado tres, cuatro,cinco películas y cada uno fue encontrando y transitando un camino propio y una poética personal. Eso es algo que me parece fundamental, la diversidad de propuestas que hoy encontrás en el cine argentino. -Participar en Cannes te da la posibilidad de poder colocar el filme en el mercao... -Cada vez es más difícil comercializar las películas a nivel internacional. Cannes es un lugar único para mostrarla e intentar tener la atención de distribuidores internacionales, de la crítica, y de los programadores de otros festivales. He visto películas geniales en Cannes y otras enormes bodrios, no creo que el hecho de que haya sido seleccionada quiera decir demasiado más que al comité de la Quincena les ha gustado mucho. -¿Cómo fue la selección del protagonista? -Hicimos un extenso casting con María Laura Berch para encontrar al nene. Cuándo apareció, Seba me cautivó inmediatamente por su frescura, su naturalidad y su impevisibilidad. Esto a la vez de ser una cualidad para hacer una película era un riesgo. Sinceramente el primer día de rodaje mi miedo mayor era que Sebastián no regrese al otro día. Pero no solo volvió sino que siguió viniendo y de a poco se fue transformando en un actor profesional. Para Julieta esta película tenía un desafío extra, ya que no solamente debía atender su trabajo que era de por si muy exigido sino que por momentos debía ayudarme a conducir a Sebastián hacia los lugares que requerían las escenas. -¿Y con Julieta? Julieta también se involucró mucho con la temática y con la investigación, juntos recorrimos refugios, conocimos mujeres que atravesaron por la misma situación que Laura, el personaje que interpreta Julieta. Creo que fue muy valiente de parte de ella el aceptar hacer un personaje tan comprometido no solo por la demanda emocional que requería sino también por ser una tema muy sensible en nuestro país. Estoy muy contento con su trabajo, su entrega y compromiso han sido determinantes en el resultado de la película. -Una vez terminado Cannes, qué recorrido pensás para tu filme, estreno y esas cosas..? -¿Qué pensas del cine nacional hoy? -Creo que hay políticas como las de subsidio y créditos que son un éxito. Me parece siempre importante aclarar que los subsidios al cine salen de lo que el cine genera, es decir fundamentalmente de un porcentaje del valor de la entrada que cada espectador paga. También me parece muy valorable algunos programas federales de formación cómo el Concurso Raymundo Glayzer, del cual participo como tutor de Dirección. Y creo también que hay mucho por hacer, sobre todo en materia de exhibición. Necesitamos que se cumpla la cuota de pantalla y yo personalmente creo que el Estado a través del INCAA debería incidir con más energía y decisión en la exhibición del cine Argentino. -¿Qué pensas que se puede hacer? -En una época se instauró en Corea un sistema en el que por cada película extranjera se debía estrenar una película coreana. Esto obligaba a las multipantallas a dar espacios al nacional. Esa política sostenida en el tiempo hizo que se fortaleciera la producción de cine de ese país como también el aprendizaje del público a valorar su propio cine. Hoy en día el cine coreano tiene desde grandes producciones para todo público como así también películas de autor que participan en festivales más. También me parece fundamental que los canales de televisión participen todos en las producciones nacionales.

DAMIAN SZIFRON DESAFIA CANNES CON SUS "RELATOS SALVAJES"

Esta es una versión ampliada de la nota publicada por Télam durante el festival. El filme tuvo dos primeras proyecciones hoy para prensa y acreditados. Fue aplaudido, y en cada momento culminante de humor casi sin excepción negro, la gente lo disfruto con risas. Ya analizaré el filme pero, es importante aclarar, que no hay que contar ni el argumento ni sus detalles porque se puede perder el efecto sorpresa. 
Damián Szifron, el director exitoso a dos puntas, en TV con ciclos puro talento y rating, en cine con propuestas audaces y a la vez comerciales, propone ahora "Relatos salvajes", un poco de todo eso que lo consagró y más, en la competencia oficial de Cannes. 
Se trata de seis relatos con el costado salvaje físico o psíquico como eje, la mayoría y según lo que el mismo Szifrón asegura en diálogo con Télam, terribles, y con la reunión de un elenco con nombres como los de Ricardo Darín y Leonardo Sbaraglia, Dario Grandinetti, Erica Rivas, Oscar Martínez, Rita Cortese, Osmar Núñez, Nacy Duplaa, Germán De Silva, Julieta Zylberberg, María Marull y Gustavo Santaolalla en la música. 
Szifron, autor en cine de dos filmes que sorprendieron, el primero "El fondo del mar", el segundo muy diferente, "Tiempo de valientes", confiesa ser un apasionado por la lectura y la escritura, y esas cualidades rindieron sus frutos tanto con formatos de TV comprados por media docena de países, como las películas, en especial "Tiempo de valientes", que logró medio millón de espectadores. 
El director que llega a Cannes para presentar su film, quien puede predecirlo, quizás tenga la fortuna de encontrarse el último día en el escenario del Palais, con su admirado Quentin Tarantino. 
-Hace mucho que no veíamos algo tuyo en alguna pantalla, unos ocho años... 
-La última película que hice fue "Tiempo de valientes", en 2005, y "Hermanos y detectives" en 2006. Desde entonces abrí una productora que se llama Big Bang, que esta dedicada a desarrollo de guiones, y me dediqué a escribir para cine y para televisión. Lo primero que hice es un guión de ciencia ficción que se llama "El extranjero", que en realidad no se si son tres películas, o seis, una serie para cine, supongo. En realidad voy a ver que destino le doy a ese material que me tuvo ocupado mucho tiempo. -Un género totalmente diferente... 
-Y no es el único. Al mismo tiempo escribí un western hablado en inglés y una comedia romántica, una historia romántica con algo de humor, que espero convertir en otra cosa, no exactamente con esa definición estandar de "comedia romántica", que se llama "La pareja perfecta". "Relatos salvajes" estaba pensado para televisión, en principio 14 relatos y 20 ideas más sin desarrollar. 
-Pero evidentemente algunos de esos cuentos cambiaron su destino... 
-No imaginaba que algunos iban a ser parte de lo primero que iba a hacer. Se abrieron paso por sí mismos. Tenía tantos argumentos en desarrollo, que las nuevas ideas que me iban apareciendo, estaban reducidas al máximo, a su conflicto profundo, lo mas contenidas posible. 
-Algo así como una tormenta de ideas... 
-Si, pero al estilo bonsai, pura fibra. Relatos breves que leí todos juntos, y descubrí que tienen un trayecto, el que me daba muchas ganas de recorrer. La idea era hacer primero "La pareja perfecta", pero no, decidí hacer esta primero. La otra vendrá inmediatamente. Igualmente encontré algo positivo en este nuevo ordenamiento en mi vida. 
-Claro, seguiste trabajando en cine y TV pero en los guiones, si llegar a las grabaciones... 
-No paré un segundo, fueron años de muchísimo trabajo, donde me pude dar el gusto de escribir toda una nueva etapa de trabajo. En mis primeros seis años, dos películas y dos series, después estos ocho con proyectos todos desarrollados para hacer uno detrás del otro. Y el resultado es que a la hora de filmar este, me pude concentrar mucho más en la dirección, porque ya no tenía problemas que resolver de guión. 
-¿En qué cambia esta forma de alternar roles? 
 -En TV siempre estaba acostumbrado a escribir el capítulo 8 mientras filmaba el 4, y la serie estaba por el 6. Siempre estaba con la mente muy ida, entre una cosa y la otra. Además, vivir eso era muy agotador. 
-Una doble vida: ¿un tiempo escritor, otro director? 
 -A mi me encanta la vida del escritor. Me voy a Colonia cinco días y vuelvo, voy a ver una película, voy a un bar, escribo una novela y eso. El estar dedicado solo a escribir es muy placentero y antes siempre parecía no tener el tiempo para escribir así. Ahora pude pensar exclusivamente en las imágenes, en cómo se pone en escena aquello que escribí tan relajadamente. 
-Es decir que con "Relatos..." comenzás una etapa de dirigir y dirigir... 
 -Si, todos los proyectos que te conté saldrán uno detrás del otro, seguro después vendrá otro paréntesis. 

-¿Te apasiona algún cuentista en particular, de los argentinos o extranjeros? En la Argentina hay culto por los cuentos, los de Borges, Bioy Casares, Cortázar... 
 -Es un formato de literatura que me gusta y funciona, pero no podría decir que los míos sean cuentos sean borgianos, o que tengan alguna influencia de esos autores. Pero si que los cuentos me fascinan, esa idea de empezarlos y terminarlos en una noche. 
-¿Pero cuales fueron los que te pegaron fuerte? -En mi casa mi viejo estaba suscrito una antología del Círculo de lectores, que dirigía un español, Agusti Barton, que estaban en series, Relatos maestros del crimen, del misterio, del terror, y del suspenso, que fue cuando tenía 7 años y nos íbamos de vacaciones, después algunos de Sallinger o de Capote, hasta hubo películas como "Cuentos asombrosos", que produjo Spielberg inspirado en "La dimensión desconocida que me dio mucha felicidad. Recuerdo estar parado frente al afiche y pensar en varias historias tipo "Gremlins". Me parecen propuestas muy atractivas y poderosas. 
-Que tu película haya sido seleccionada en Cannes impone un doble desafío, competir con pesos pesados y hacerlo con un producto que es tan difícil pensar en un festival como las comedias, en este caso un relato en capítulos. 
 -Pero estos relatos comparten una energía y un tipo de conflicto, aunque son muy disímiles entre sí, en distintas zonas de la conciencia y de la socioeconomía, hay una conexión y vos la vivís como una montaña rusa emocional, un personaje te deja en un estado y te agarra una nueva historia que recupera la energía que se perdió en la historia anterior, pero no son conexiones físicas.

-¿Es decir son historias que empiezan y terminan... 
-No se trata de un relato episódico en donde cada historia está relacionada con la siguiente por el contacto de algún personaje o algo de la trama, como ocurría en esa obra maestra que es "Tiempos violentos", de Quentin Tarantino, sino independientes. Pero tengo mucha confianza, porque fui muy exigente a la hora de escribir cada uno, desde el más pequeño, que va como prólogo antes de los títulos, hasta el más extenso, le puse mucho esfuerzo al guión, lo que permitió un rodaje muy fluido. 
-Pero ¿fue como hacer seis películas? 
 -Si, pero aún rodando cada uno en lugares bien diferentes, tardamos ocho semanas. Cuando los ves todos juntos te sentís parte de un mismo espectáculo. Es una invitación a disfrutar de la ficción, porque la vida y los sueños están hechos de ficción. 
-¿Salvajes en el sentido "físico" o "psíquico"? 

 -De los dos tipos, hay una muy física, violenta, y en el resto predomina lo psicológico. Hay mucho movimiento, vértigo, tensión, hay mucho humor. En mis ratos libres, mientras no me dedicaba a otros proyectos jugaba absolutamente con este material, cerraba los ojos y me imaginaba lo que le pasaba a los personajes, sin mucho conocimiento adónde me iban a llevar y sus situaciones. El inconsciente me dibujaba el escenario. -¿Seleccionar los mejores temas y los que más hacían un todo fue como lo que hacen los grupos de rock con un album? 
 -Algo así, como buscar el máximo placer, el dramático, con situaciones displacenteras que al verlas provocan mucho goce. 
-¿"Relatos salvajes" es la revancha de hacer seis películas en una, casi una por año de paréntesis
 -Si, algo así, pero como te decía, a mi manera seguí haciendo cine y TV, pero ahora comienza otro capítulo.