31 jul. 2010

San Sebastián se prepara con todo

El Festival de San Sebastián comenzará en mes y medio un proceso de transformación que tiene que ver con un periodo que termina y otro que seguramente escribirá su primera página en 2011.
Tras algunos anuncios de modificaciones en la conducción del Festival Internacional de Cine de San Sebastián, ya que por ahora seguirá al frente Mikel Ocilaregui, quien dirige el festival hace casi una década, pero al terminar esta entrega asumirá José Luis Rebordinos, quien hasta esa fecha ocupará el puesto de adjunto a la dirección, se conocieron en estos días las primeras diez, de las diecinueve películas que competirán por sus principales premios.
Entre el 17 y el 25 se septiembre próximos, la ciudad más coqueta del país vasco concretará la 58° entrega de su festival de cine y primer lista de películas de la sección oficial es ambiciosa. Entre ellas está la producción argentina Cerro Bayo, primer largometraje en solitario de Victoria Galardi. La realizadora, recordada por su opera prima Amorosa soledad (codirigida con Martín Carranza), narra la historia de un grupo de hermanos que se reúne en la casa familiar del sur patagónico donde su madre acaba de intentar suicidarse, y donde mientras ella permanece en coma, cada uno de sus hijos mostrará lo mejor y peor de si mismos.
Sus figuras centrales son Adriana Barraza, Inés Efron, Verónica Llinás, Nahuel Pérez Biscayart y Guillermo Arengo.
La competencia promete títulos importantes del cine mundial y de directores noveles del cine español.

En la lista figura un viejo amigo de la muestra, el norteamericano John Sayles con Amigo, una historia de patriotas filipinos durante la ocupación norteamericana en Filipinas,en el siglo pasado.
Otro film que se espera con expectativa es Genpin, de la cineasta japonesa Naomi Kawase, que registra la reflexión de un obstetra acerca de la relación entre el alumbramiento y la muerte; Home for Christmas, del director noruego Bent Hamer; A Jamaá (La mezquita), del marroquí Daoud Aoulad-Syad, acerca de cómo tras un rodaje una mezquita escenográfica construida en las parcelas de un vecino de un zona rural cerca de Ozazarat, inesperadamente se convierte en objeto de culto de los vecinos, para desgracia de su propietario.

También esperada es Misterios de Lisboa, del cineasta chileno –radicado en Francia hace rato- Raúl Ruiz.
Neds del británico Peter Mullan es otra de las elegidas a la fecha.

De España fueron elegidas tres, ninguna de ellas de tono comercial (un tipo de cine que las autoridades del cine en España quieren que se concentre en Málaga), la primera de ellas Pa negre (Pan negro), de Agusti Villalonga, un drama de la posguerra civil en Cataluña. La lista incluye a Aita, de José María Orbe, Elisa K, de Judith Colell y Jordi Cadena, que toca el tema del abuso infantil y El gran Vázquez, del catalán Oscar Aibar, con el comediante Santiago Segura, apropósito de la complicada vida de Manuel Vázquez Gallego,
un célebre y exitoso dibujante de historietas de la década 60 y 70, surgido la conocida como “Escuela Bruguera”, y autor de numerosos "teveos" que fueron la delicia de chicos y grandes de dos generaciones y todavía hoy son considerados de culto, cuyo ascenso y caida personal, antes de su muerte en 1995 reconstruye esta producción.

Un nudo en la corbata

Una manera práctica de aprender este dificil nudo en la corbata es la que propone este corto por cierto inquietante.¿Cuántas veces habrá que verlo para poder aprender a hacerlo bien?


26 jul. 2010

Un trabajo estadístico del Incaa

Siempre ha existido en el país una significativa ausencia de estadísticas referidas a cine, referidas a distribución y exhibición, y a estrenos registrados durante cada año, lo que impedía hacer un seguimiento riguroso del negocio en relación directa con el público, y así poder en discutir con cierta perspectiva, acerca de pasado y de futuro. Para llenar ese vacío, la gerencia de fiscalización del Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (Incca) lanzó la primera edición del Anuario de la Industria de Cine.
Tras su lectura, las primeras conclusiones a las que se puede llegar es que El secreto de sus ojos pateó el tablero en más de un sentido. Su rotundo éxito, sumado al de algunos otros títulos nacionales que aportaron lo suyo (como Las viudas de los jueves) impulsaron un crecimiento en la recaudación del cine local, frente a una importante baja, siempre respecto a las cifras del año anterior, del cine extranjero. Otros datos a tener en cuenta son la convocatoria que tuvo el cine en 3D, con más de 1.3 millones de espectadores y el aumento del precio de las entradas entre 2005 y 2009.
El trabajo que repasa la actividad del sector durante 2009 y enumera, además datos acerca de productoras (un total de 62, con datos como direcciones, teléfonos actualizados, así como mails, indicando películas que cada uno estrenó, espectadores logrados y recaudación total. Algo parecido ocurre respecto a los distribuidores (41 en total, de los cuales 30 tuvieron estrenos durante el año escrutado), recaudación por películas estrenadas y un apartado especial con los diferentes números números de las nacionales, listado que encabezan las distribuidoras Distrbution Company, con 40.693.144 (principalmente por El secreto de sus ojos), Disney con 9.115.989 y Alfa Films con 8.285.418 de pesos.
El análisis también alcanza a espectadores por películas nacionales y extranjeras, a partir de la cual en materia de cine local se concluye que Distribution Company logró 2.860.861 espectadores, Disney 700.689 y Primer Plano 605.189, que totalizaron para el cine nacional 5.068.995 espectadores, sumados 45 estrenos comerciales de bandera.
En cuanto a utilización de pantallas por distribuidor, se analiza semana a semana por distribuidora. Además, se pormenorizan todos los estrenos, de todos los orígenes, semana por semana, Hay además, una puntillosa lista de exhibidores y salas de todo el país, provincia por provincia, así como la recaudación que se registró en cada una de ellas. Esta lista la encabeza el Gran Buenos Aires, con 157.865.670 (34.39 %), seguida por Capital Federal,con 139.417.120 de pesos (el 30.37 % del total), en tanto que en resto de la provincia se registró 31.699.055 (6.91 %), por lo que en verdad la provincia en su totalidad suma el 41.43, poniéndose al frente. Del resto de las provincias, Córdoba sumo 38.592.214 (8.39 %).
En materia de butacas por película, tanto nacionales como extranjeras,El secreto de sus ojos registró una ocupación del 22.9 %, por debajo de Harry Potter y el misterio del príncipe, que logró el 24.88 %. La película de Juan José Campanella logró 2.378.401 espectadores, mientras que Las viudas de los jueves 511.044.
La película ganadora del Oscar tuvo un 7.28 % del total de espectadores de 2009. Se deduce de este análisis una baja en materia de espectadores totales que parte de 2005, de entre un 4 y 5 %, con excepción de 2008, que respecto a 2007 solo descendió un 0.14 %. En cuanto a cine argentino se dieron descensos en 2006 y 2007, mientras que en 2008 se dio un repunte del 20.44 % y entre ese año y el siguiente un crecimiento del 26.15. En el caso de espectadores de cine extranjero, entre 2006 y 2009 la baja fue en los dos primeros años del 4.05 y 2.29, mientras que del segundo al tercero de 2.42, y ya en el cuarto de un 10.65 %. En los últimos cinco años el total de recaudación fue creciendo en forma sostenida. En el caso del cine nacional, tanto en 2008 como en 2009 se registró un incremento de recaudación importante, los dos últimos 59.99 y 52.76 % respectivamente.
En cuanto a la nueva oferta en 3D, en 2009 se vendieron 1.363.841 tickets, con una recaudación de 31.905.454 de pesos. De esta lista, la película más exitosa para ver con anteojitos especiales fue La era de hielo 3D, que totalizó 346.799 8.440.552 pesos.
Como cierre el anuario presenta un estudio acerca del incremento en el precio de las entradas. Mientras en 2005 el costo de cada ticket tenía un promedio de 7.02 y un máximo de 12, en 2009 se llegó a un promedio de 15.35 y un máximo de 45 pesos, lo que confirma un significativo aumento del precio de las mismas, principalmente en los dos últimos años.

NUMEROS

52.76% es el porcentaje en que creció la reecaudación del cine nacional en 2009 respecto a la de 2008, principalmente gracias al éxito de El secreto de sus ojos.


-10.65% es la baja en cantidad de espectadores que el cine extranjero registró en 2009 respecto a la de 2008.

2.378.401 personas vieron El secreto de sus ojos en cines, es decir el 7.28 % es el porcentual en las recaudaciones totales del año.


2.860.861 personas vieron las películas argentinas de una sola distribuidora, Distribution Company, encragada local de la película de Campanella, es decir más del 50 % del público para las nacionales.


41.43 % es el porcentual de recaudación logrado por la provincia de Buenos Aires, seguida por la Capital Federal con el 34.39.

24 jul. 2010

35 mm., un corto excepcional para ver aquí

Si todavía no lo viste en YouTube, aca tenés la oportunidad de descubrirlo. En dos minutos y trazos simbólicos sintetiza 35 clásicos de la historia del cine. Ideal para divertirse entre amigos cinéfilos y poner a prueba la capacidad de asociación libre.

17 jul. 2010

El pinball adictivo

Solo tenés que entrar y jugar. Suerte

Nombre: Pepsi Pinball (Pinball) - Videojuegos.com
Controles: Cursores (Izquierdo y derecho)
Instrucciones: Fantástico pinball desarrollado por Pepsi. Cuentas con 5 bolas para lograr los máximos puntos que puedas
Tamaño: 619 kbs [Foro]

15 jul. 2010

Miss Tacuarembó: Un clásico del futuro


Natalia es una niña, pero como pasado y presente aparecen sin solución de continuidad, también tiene 30 años, una edad muy parecida a la de la Natalia que la encarna. Oh coincidencia, las dos se llaman Natalia. Dani Umpi, autor del relato original nunca dijo que el nombre del personaje haya surgido de Natalia Oreiro, la chica del Cerro, un barrio más bien humilde de Montevideo que alcanzó la fama en Buenos Aires y recorrió buena parte del mundo cosechando éxito. Una nació en Tacuarembó, la otra en el Cerro. Una termina –o comienza- su historia en la colina de Hollywood, bajo sus inmensas letras metálicas, la otra en Buenos Aires como actriz y cantante, como estrella que puede ser ocasionalmente pequeño personaje o protagonista de una película independiente, de una tira televisiva y con ella ser aplaudida en Israel o en Rusia, con la misma trascendencia de la recordada Lolita Torres, pero una del siglo XXI. Claro: la Natalia de ficción fue creada por Umpi y revisionada por Martín Sastre. La de carne y hueso, real y a la vez soñada (si, soñada) se apellida Oreiro Iglesias y por lo visto es algo más que versátil. Tiene un “don”.
Miss Tacuarembó no es una película común, ni un chiste sofisticado. Para ser cine-espectáculo es insolente, transgresora, políticamente incorrecta. Si bien tiene guiños comerciales y canciones pegadizas, su contenido va más allá que el mero entretenimiento. Es más: juega con fuego, y peligrosamente, Meterse con la religión -con la católica-, no es moco de pavo. Sastre se juega y a lo grande, con monjas que cantan y bailan, y con una catequista que parece salida de una historia del Opus, pero a la que solo le falta la cola de flecha como a un demonio de manual. Ah, y la pequeña está enamorada Cristo, a quien como Marcelino (aquel del pan y del vino) le habla y este desde la cruz le hace guiños, antes de bajar y hacer unos pasos de baile insidiosos, esta vez, con la chica bonita que se ha enamorado de él. No es poco, porque además, el mejor amigo de la infancia de la Natalia de Tacuarembó, es gay casi desde que era un crío cuando ya lo insinuaba al decir que su sueño solo era el de bailar como en las comedias de Broadway. Pecado tras pecado de la Natalia que solo soñaba con ser una cantante exitosa se presentará primero para ser elegida reina de la localidad donde nació y después ya en Buenos Aires, hará lo que pueda para ser feliz como guía, disfrazada de Tabla de la Ley en un parque -Cristo Park- que huele a Tierra Santa (no obstante fue filmado en Lujan, con la basílica como fondo), el que luce toda la iconografía católica conocida en la Costanera, donde tendrá que, antes de poder cantar en un patético show televisivo titulado Todo por un sueño (mezcla de American Idol con Gente que busca gente, conducido por una mujer esperpéntica como Rossy de Palma, aquí llamada Patricia Peinado), enfrentarse a la madre –soltera- la había criado bajo una convicción católica extremista y un sinfín de contradicciones, esas que tarde o temprano termina estallando y molestando. En ese sentido, Natalia y Carlos simbolizan a todos estos chicos que sufren la represión de sus padres, obnubilados por los modelos conservadores que les dicta la religión. Quien siente empatía con ellos terminará convencido que la única fe posible es la que uno puede profesar por si mismo o por los seres que quiere. ¿Qué propuesta más transgresora que esta, cuya llegada coincide con el final de un debate público memorable entre lo viejo y lo nuevo, entre lo retrógrado y lo nuevo, como se dio en el mismo momento en que comencé a escribir estas líneas aquí, en un teclado a 600 metros nada más del Congreso?
Miss Tacuarembó es, además de una historia fresca, solo ensombrecida de a ratos por el oscurantismo de la represión en el más amplio sentido de la palabra que sufren sus principales protagonistas, una película liberadora y llena de esperanza en el ser humano, no importa de nada su elección sexual, su altura, su color de piel o si su talismán es tal o cual, su totem es tal o cual, su perfume preferido es tal o cual? ¿Que mayor esperanza la de ver que hay un cura –el padre Clever, interpretado por el español Alejandro Tous- que duda a la hora de escuchar decisiones represivas apropósito de lo que la Iglesia bendice o maldice, en ese caso la telenovela Cristal?. ¿Qué mayor esperanza la de ver a un Cristo que no solo se parece a nosotros sino que (como aquel de Nikos Kazanzakis en La última tentación de Cristo) puede entender a hombres y mujeres como tales porque él mismo lo es, a pesar de la misión que le fue conferida por el mismo Dios? ¿Qué mayor esperanza que ver a personajes que, a pesar de tanto palo en la rueda, pueden conseguir finalmente lo que más desean? Por eso, qué bueno hubiera sido prolongar la historia Carlos y verlo finalmente, considerado como un igual por aquellos que lo castigaron con tanta condena, mote o barbaridades, como esas que se escucharon de a muchas en estos días allí donde se creía que esa brutalidad ya no existía. Miss Tacuarembo tiene un casting perfecto: Oreiro, impresionante en su doble papel, Monica Villa, como siempre una gran actriz igual que la uruguaya Mirella Pascual; Mike Amigorena todo el carisma y el coraje y Diego Reinhold, un gran comediante que puede hacer de todo y tiene un gran futuro por delante. Los temas de Ale Sergi algunos en extremo pegadizos (como muchos de los de Miranda!), por ejemplo ese del “Chiquitito, chiquitito”, que da ganas de ponerse a bailar sobre la butaca. Y si la película dotada de tanta libertad da, como ya dije, ganas de bailar sobre la butaca, va a dar ganas de bailar más en la butaca por la felicidad de la gente después de esta madrugada memorable en la que se aprobó la ley de matrimonio para personas del mismo sexo.Increíble: no solo una buena película sino aquella que puede convertirse en ícono de esa nueva libertad, a imitar por el resto del mundo que todavía no ha optado por ella. Todo un símbolo que llego un 14 de julio, no es casual el día de la toma de la Bastilla… "Algún día el mundo será nuestro", coinciden los dos niños. Y si de sueños se trata, a veces la realidad supera la ficción.

Miss Tacuarembó (idem, Argentina-Uruguay-España/2010). Dirección: Martín Sastre. Guión: Martin Sastre, según el relato original de Dani Umpi. Fotografía: Pedro Luque. Dirección de Arte: Gonzalo Delgado. Música: Ignacio Pérez Marín, con canciones de Ale Sergi. Con Natalia Oreiro, Sofía Silvera, Monica Villa, Mirella Pacual, Mike Amigorena, Graciela Borges. Presentada por Primer Plano. Hablada: en castellano. Calificación: Para todo público.

¿Quién es Martín Sastre? (Miss Tacuarembó)

“En 1985, cuando Uruguay salió de la dictadura, la Cinemateca Uruguaya abrió una escuela de cine para chicos, pero no tenía la edad para ir”, reconoce Martín Sastre, artista múltiple, nacido en 1976 en Montevideo, que con Miss Tacuarembó debuta como director de largometrajes. “lloré mucho y, finalmente, logré inscribirme… Estuve cuatro años allí…”, recuerda. “Y empezamos a hacer cortos: mientras aprendía a lerr y escribir aprendía a hacer cine y las bases de todo el audiovisual”, confiesa. “Mi generación es la responsable del primer cine uruguayo con repercusión en el exterior, como por ejemplo Whisky”, asegura.
Esculturas, fotografías y videos, forman parte de su larga trayectoria. En 2002 fue becado por la Fundación Carolina de Madrid, para residir alli. Sucesivamente ha rfecibido premios en la Bienal de Venecia, en la Feria ARCO, de Madrid. En 2006 volvió a su país, y tres años después, tras recibir un importante premio de la Fundación Faena, realiza el video ¿Qué pretende usted de mi?: Un mensaje de la Argentina al Fondo Monetario Internacional, protagonizado nada menos que por Isabel Sarli. Sastre, que es vegetariano (como Oreiro) y fanático de la Fanta Light, es un artista muy particular. Su heroína es Hello Kitty y su sueño recurrente (lo confiesa en su sitio web) es verse a sí mismo conversando con Michael Jackson y Nicole Kidman mientras desayuna en la cocina de su casa. Admira a Billy idol, Andy Warhol y Greta Garbo. Y sus temas de conversación favoritos son los ovnis y las monjas. A pesar de confesarse “muy uruguayo” (insiste en eso), dice que no cumple con los estándares que lo definirían como tal para cualquiera que conozca el Uruguay y sus habitantes. Ni fútbol, ni murga, ni Olimareños. Jajajajaja,
“A mi lo que me rompió la cabeza fue el VHS… Antes tenía que ir al cine a ver una película y con el VHS de golpe pudimos verlo todo, incluso recuerdo que yo me iba cambiando de videoclub en la medida que iba agotando lo que cada uno tenía en sus estantes. Fue una experiencia fundamental”, explica. En esa época, y ahora mismo, seguía a directores como John Waters, Pedro Almodóvar, Woody Allen y David Lynch…”, dice, y agrega que por eso su película tiene mucho de Flashdance, pero también de las de los Parchis. “La atracción visual viene por ese lado retro”, jura.
“El personaje de Natalia juega con los puentes que habitualmente usamos todos al ver un color, al sentir un olor, una asociación inmediata. A los malos los ve como grotescos y a los buenos, como a su mejor amigo, como en un videoclip”, explica.
“No me gustaría encorsetar mi película. Tiene mucho de drama y de comedia, hay momentos de terror y de suspenso, también es un musical porque todos cantan y algunos bailan… Ahora no tenés solo los caneles de cable como hasta hace poco tiempo, sino también todo lo que te ofrece Internet y YouTube, y en esta película vas a ir del presente al pasado a cada rato, es decir que vas a zappear dentro de la misma historia, sin pausa”, asegura.