20 mar. 2010

Natalia Oreiro filma Miss Tacuarembó

Natalia Oreiro protagoniza Miss Tacuarembó que dirige su compatriota, el multifacético Martín Sastre, una película con mucho de musical, inspirada en un relato de Dani Umpi en la que también participan en la banda de sonido el Miranda! Ale Sergi, Diego Reinhold, como actor y coreógrafo, Mike Amigorena como Cristo, la tambien uruguaya Mirella Pascual,como Haydee, madre de la protagonista y los españoles Rossy de Palma, la más feucha de las conocidas como "chica Almodóvar", y que en la Argentina ya había filmado, una década atrás, Esa maldita costilla, a las ordenes de Juan José Jusid, como la cruel y cínica Patricia Peinado, conductora de un programa que se aprovecha de los deseos de los participantes, y Alejandro Tous, como un sacerdote comprensivo. En 1985 el mundo pegaba una vuelta más sobre su eje y mientras eso ocurría, en Tacuarembó, República Oriental del Uruguay, en la TV se veía la telenovela venezolana Cristal y en cine se estrenaba Flashdance. En la pantalla chica se derramaba el melodrama ambientado en el mundo de la alta costura mientras que en la grande el de la chica, interpretada por Jennifer Beals, que trabaja como soldadora de día y de noche baila en un club, mientras sueña que puede ser independiente, encontrar el amor verdadero e ingresar en el Conservatorio de Pittsburg. Comenzado el nuevo siglo, el artista uruguayo Dani Umpi (Daniel Umpierrez), natural de Tacuarembó, escribió una novela que tituló precisamente Miss Tacuarembó, la historia de una niña llamada Natalia, que orecusamente crece en la década del 80 bajo la influencia de la mítica telenovela Cristal y la película Flashdance, que quiere ser una estrella y algún día emigrar a una gran ciudad, porque siente haber nacido en un lugar equivocado. Es así que en la medida que crece cree que ser coronada reina de la belleza de su pueblo es su única posibilidad de dejar atrás el anonimato y así concretar sus deseos. Sin embargo, su vida adulta la llevará por caminos que no eran los que imaginaba: trabajando en un parque temático dedicado a Cristo en Buenos Aires /en el libro de Umpi, el auténtico Tierra Santa, ubicado en la Costanera de Buenos Aires, está aún muy alejada de lo que siempre soñó. Su vida es rutina y rutina hasta que surge la posibilidad de cumplir su sueño de cantar, en TV. Natalia Oreiro es esta Natalia de Tacuarembó en Miss Tacuarembó, dirigida por un compatriota, el debutante en el largometraje Martín Sastre, coproducción entre Argentina, Uruguay y España Dida Films y Royal Cinema Group de Argentina Oriental Films de Uruguay y Cool Shoot de España, con producción general de Carlos Mentasti. La película se estrenará aquí y en España en julio, en coincidencia con el lanzamiento del disco con los temas cantados por Oreiro (el primero desde Turmalina en 2002) que serán también eje de una serie de presentaciones. Como es habitual, Oreiro se embarca en todo proyecto que la entusiasma. Al promediar febrero, y a poco de tener resuelto quién interpretaría el personaje en su niñez en un casting que comernzó con una gran convocatoria hecha por el sitio oficial de la película (misstacuarembo.com) que dió como ganadora a la natural de Soriano Sofía Silvera, viajó a Londres donde ultimó detalles del vestuario de la película. La actriz que espera todavía el estreno de Francia, de

Israel Adrián Caetano, otro compatriota, que la eligió para un papel dramático como nunca antes había interpretado hasta ahora, que la acercó hasta Roma y San Sebastián, y llegará en junio, tiene previsto también para este año participar, en agosto, del elenco de la producción norteamericana Freedom for Joe, del también debutante Stephen Bridgewater, protagonizada por Robert Patrick y Anne Archer, y donde interpretará a Rachel de los Rios y poco después como protagonista de Mala, nuevamente con Caetano, un thriller erótico en el que será una killer de hombres, a raíz de una venganza personal con el sexo másculino.

Sastre es un artista muy particular. Su héroe, a decir verdad heroína, es Hello Kitty y su sueño recurrente es verse a él mismo conversando con Michael Jackson y Nicole Kidman en la cocina de su casa. En si vida anterior, dice, vivió en París, y su bebida preferida es Fanta Light. Admira a Billy Idol, Andy Warhol, Greta Garbo y la estpetica de Pedro Almodóvar. Y sus temas favoritos son los ovnis y las monjas. El cóctel entre Umpi, Oreiro, Ale Sergi y Sastre, cuyos videos en YouTube muestran sus habituales transgresiones, anticipan una película que, en principio, dará que hablar y mucho. El rodaje en Montevideo, con la participación de De Palma, que interpreta en la historia a Patricia Peinado, la conductora del programa de TV Todo por un sueño, al que la protagonista, diez años después de haber partido de su pueblo natal recurre para cumplir su sueño sin saber que allí se encontrará con su madre, que la busca, fue a todo despliegue de escenografía y extras, coreografiados por Diego Reinhold, que en el film compone a Carlos, su amigo gay de la infancia. En el film, Mike Amnigorena encarna a Cristo, personaje que aparece en su imaginación y al que recurre para pedir deseos, un clásico del imaginario infantil porque esta Natalia parece una mujer que, sin embargo, nunca renuncia al niño que alguna vez, todos fuimos. "Cuando dejas que tu sueño muera, tu mueres con el", decía el personaje de Beals en Flashdance.

Anunciaron el Bafici 2010

Los amantes del cine independiente se preparan, una vez más, para diez días que no darán respiro.
El ministro de Cultura de la Ciudad de Buenos Aires, Hernán Lombardi, y el director artístico del Buenos Aires Festival Internacional de Cine Independiente (Bafici), anunciaron en conferencia de prensa en el Museo Sívori, la edición número 12 de la muestra, que este año contará con más de 400 propuestas entre largos y cortometrajes, de las cuales alrededor de medio centenar llegarán en carácter de estreno mundial, más de veinte de los largos son nacionales y estarán repartidos entre la competencia oficial internacional y la nacional (aquí solamente van 13), y demás secciones.
Más allá de las palabras de Wolf, refiriéndose a los contenidos de esta vuelta “que este año tendrá una programación más comprometida con temas sociales, menos de espalda a la realidad que nos traviesa” y de la permanente apuesta “a ir por más y mirar al futuro”, Lombardi explicó que al subsumir a una única estructura de producción el tema de festivales porteños “se podrá ahora ahorrar en costos que a su vez permitirán aumentar el presupuesto de producción artística en alrededor de un 25 por ciento, lo que tiene que ver con más películas y más actividades”.
El 12° Bafici, que tendrá lugar entre el 7 y 18 de abril próximo y en su función de apertura presentará Secuestro y muerte, de Rafael Filippelli, con guión de Beatriz Sarlo, David Oubiña y Mariano Llinás, que recrea las últimas 72 horas de vida del ex dictador Pedro Eugenio Aramburu, a manos del grupo Montoneros, con protagonismo de Enrique Piñeyro (en la foto) incluirá en su competencia internacional otras propuestas nacionales, como El ambulante, de Eduardo de la Serna, Lucas Marcheggiano y Adriana Yurkovich, Centro, de Sebastián Martínez y Lo que más quiero, de Delfina Castagnino. De otros países se destacan Os famosos e os duendes da morte, del brasileño Esmir Filho; La mujer sin piano, del español Javier Rebollo (foto) que ya participaron en otros festivales, y la israelí Ajami, reciente candidata al Oscar a mejor película extranjera. En el bloque competitivo argentino aparecen otros títulos para la polémica, como El Rati Horror Show, de Enrique Piñeyro, aquí como director, Gorri, de Carmen Guarini; Los actos cotidianos, de Raúl Perrone que sigue en el ruedo, Ocio, de Juan Villegas y Alejandro Lingenti y El recuento de los daños, de Inés de Oliveira Cezar, que participó recientemente en la Berlinale, entre otras.
Volverán las secciones Panorama, donde se verá la española Celda 211, de Daniel Monzón, reciente ganadora de los principales premios Goya, Trayectorias, La tierra tiembla, Personas y personajes, Flashback, Lugares, Cine+Cine y Música, También seguirán Nocturna, Diálogos, Clásicos Modernos; Found Footage, una retrospectiva de cine documental chino y Focos en varios directores, como Chris Petit, Jean-Gabriel Perlot y Reynold Reynolds, entre otros, Forum, y la exitosa Baficito, para los más chicos. La película elegida para el cierre es Los condenados, de Isaki Lacuesta, fallido intento por retratar a un grupo de ex guerrilleros que se reunen en el mismo lugar donde actuaron (el norte argentino argumentan aunque la película fue rodada en Perú) y sacan a relucir sus miserias junto a dos generaciones siguientes de gente dedicada a la “acción” directa, película que compitió en San Sebastián, donde a pesar de su elenco (integrado entre otros por Arturo Goetz, Leonor Manso y Juana Hidalgo, entre otros), no solo demostró poco cine sino además contener un mensaje confuso y para muchos seguramente algo incómodo acerca de los “años de plomo” en América latina.
Asimismo, el escritor y cineasta Edgardo Cozarinsky presentará su última película Apuntes para una biografía imaginaria.
El 12º BAFICI contará con la presencia de destacadas figuras como la cineasta italiana Tizza Covi, que integrará el Jurado de la Competencia Argentina y acompañará sus películas That's all (2001); Babooska (2005) y La Pivellina (2009); el portugués Joao Pedro Rodrigues, cuyo film Morrer como un homen (2009) integrará Cine del Futuro; el rumano Andrei Dascalescu que acompañará Constantin and Elena (2009) en la sección Personas y Personajes, premiada en el International Documentary Festival Amsterdam; el norteamericano Harmony Korine (Mr. Lonely, 2007; Julien Donkey-Boy, 1999), que presentará su último trabajo Trash Humpers (2009) en la misma sección; y el esloveno Peter Kerekes, que acompañará sus films Cooking History (2009) en la sección La tierra tiembla y 66 Seasons (2003), en la sección Lugares. Otras personalidades que asistirán son la actriz norteamericana Angela Bassett (Malcolm X, 1992; Tina, 1993; Días extraños, 1995; y La tierra prometida, 2003, entre otras) que será Jurado de la Competencia Internacional, al igual que el director filipino Raya Martin, cuya obra estuvo presente en ediciones pasadas del BAFICI, y del escritor argentino César Aira, mientras que el artista plástico Eduardo Stupía será miembro del Jurado de Cine del Futuro.
El evento contará con 21 salas en doce sedes (Hoyts Abasto, Alianza Francesa, Atlas Santa Fe, Malba, Leopoldo Lugones, 25 de Mayo, Arteplex Duplex Caballito y Arteplex Belgrano, y Parque Xacobeo. Desde el 29 de marzo se pondrán a la venta las entradas en diferentes puntos de Buenos Aires y desde el 7 también habrá venta por Internet.